Esas lecciones de gimnasia al fin sirvieron para algo