Un instante, una eternidad